lunes, junio 19, 2006

cuentos raros

En un día normal pero más aburrido de lo de costumbre, aburrido en casa mirando todo el contenido de la misma y sin saber que hora es, tome mi mochila y decidí salir a caminar para tratar de cortar el aburrimiento que me estaba dejando sin aire, salgo de mi casa pero me doy cuenta que no es la ciudad donde nací, don me crié, donde conocí a todos mis amigos, tiene la apariencia de una ciudad fantasma muy terrorífica, dudo en salir del portón pero una enorme curiosidad invade todos mis pensamientos, necesito aunque sea salir un par de cuadras para saber que pasa. Camino por todo el barrio y solo se escucha el ruido de las hojas raspándose con el suelo, el viento que silba debido al roce con las estructura de los edificios, es muy tétrico, sigo mi caminata y todo parece tan irreal que mi cabeza se llena de preguntas y tan pocas respuestas, la principal pregunta es saber donde esta todo el mundo y saber en donde estoy, nada me parece familiar como si estuviera en una película, de repente escucho un ruido muy fuerte pero constante, trato de seguir el ruido y desemboco en una fabrica que esta sin operarios pero con los motores en funcionamiento, se suman nuevas preguntas pero a la vez me dan ganas de no saber por miedo a que sea algo horrible como que todos murieron o que se los llevaron a Todos por alguna razón y por que estoy yo solo, a lo lejos veo a una persona en el patio de la fabrica me acerco y veo a un anciano con un perro , los dos tienen una mirada triste como de resignados, me acerco, le pregunto al anciano que paso y con un chiflido hace que el perro se levante de su descanso y se van caminando sin mirar atrás dejándome con una pregunta mas sin responder, sigo mi angustiosa caminata asustado ya por tanta incertidumbre opto por volver a casa pero ningún camino me resulta familiar como si nunca hubiese estado en esta cuidad, pero me quedo mas tranquilo por que ya somos dos personas y un perro en todo esta soledad, después de caminar por horas veo mi casa a lo lejos pero no esta ubicada en la misma calle donde estuvo siempre si no en un lugar raro, no pienso mas nada y entro a mi casa, el teléfono empieza a sonar , atiendo y se escucha un ruido como si fuera una radio sin sintonizar , de golpe escucho mi nombre que lo gritan varias veces y lo único que trato de hacer es no contestar por la dudas de que a mi también me lleven igual que a todos los demás. Capaz es un buen lugar donde los lleva pero que mejor lugar que mi casa........

2 Comments:

Blogger Almendra said...

Uf . mirá que no me iba a gustar, es buenisimo.
Usted y su mentecita...
Lo del ruido de las hojas no lo pude soportar de genial, lo del anciano y el perro mucho menos.
Y no se valla a ningún lado por más que lo llamen como loco eh, usted se nos queda acá!

lunes, 19 junio, 2006  
Blogger Arbusto said...

Uh, que delirio. Me dió miedos. Dos miedos. Uno, de que pase eso. Otro, de que esté pasando en su cabeza.

jueves, 22 junio, 2006  

Publicar un comentario

<< Home